Type your search keyword, and press enter

Foro Ford S Max

Luego de la actualización en 2010 llegó la segunda generación del Ford S-Max, instalándose como una atractiva opción de compra. Aquí te contaremos un poco más al respecto. 

Foro Ford S Max

Si bien los monovolúmenes están fabricándose cada vez menos, aún siguen siendo muy buscado por las familias numerosas que disfrutan de pasar juntos las vacaciones. En estos casos el Ford S-Max 2.0 TDCI Titanium 180CV es una opción muy interesante. Cuenta con 7 asientos (en una de las versiones son de piel, climatizados y traen un sistema de masajes), un techo de cristal que te deja ver el cielo entero al cubrir casi todo el techo del coche, un maletero en el que caben aproximadamente 700 litros de espacio. En la segunda fila de asientos entran tres adultos bien cómodos. Además, estos se rebaten casi completamente por lo que el acceso a la tercera fila de asientos es fácil. 

Por otra parte, el salpicadero trae una pantalla en tres zonas digitales que es útil y sencilla de utilizar. Trae toda la información que puedas necesitar: ordenador a bordo, audio, navegador, opciones de configuración. 

Sin embargo, como negativo, puede decirse que al ser un coche grande, pesado y potente, no resulta ser un vehículo económico en cuanto al consumo.

Final y Tercer y Cuarto Puesto Eurocopa 1968

 A continuación, detallamos el arbitraje y los resultados de la final y el tercer puesto de la Eurocopa de 1968, disputados en el Stadio Olimpico de Roma.

Tercer puesto

 En primer lugar, se había designado el arbitraje de la final al húngaro Zsolt, pero a último momento, se le asignó el partido del tercer y cuarto puesto Eurocopa entre Inglaterra y la URSS, disputado el 8 de junio, el cual finalizó con la victoria de Inglaterra 2-0, con goles de B. Charlton y Hurst.

Final

 El arbitraje de la final Italia-Yugoslavia estuvo a cargo del suizo Dienst, conocido por haber concedido el “gol fantasma” de Hurst a Inglaterra en el Mundial de 1966. Era la primera vez que Italia llegaba a una final de Eurocopa. La selección yugoslava había salido subcampeona en 1960. El partido finalizó en empate 1-1, con goles de Dragan Džajić y Angelo Domenghini. No se marcaron tantos en los 30 minutos de prórroga, por lo que se debió disputar un desempate.

Partido de desempate

El 11 de junio se disputó un partido de desempate, arbitrado por Ortiz de Mendíbil (único árbitro español en dirigir una final de Eurocopa), en el que Italia se proclamó campeona tras ganar 2-0, con goles de Gigi Riva y Pietro Anastasi.