La empresa alemana Crosslend tiene como objetivo permitir que la mayor cantidad de personas posibles obtengan los beneficios que otorgan los préstamos personales. Ya sea como solicitante o como inversor, Crosslend busca maximizar los resultados que obtienen ambas partes.

En algunos países europeos se cuenta con tasas de interés muy elevadas, esto impide que muchas personas no puedan acceder a los créditos que necesitan. También puede suceder que se cuente con un capital y se quiera invertirlo, pero puede ser que el mercado local tenga bajos niveles de rendimiento. Aquí es donde Crosslend es de utilidad.

La empresa actúa como intermediaria entre quienes buscan financiación y quienes quieren un mejor rendimiento de su capital. Las partes involucradas pueden residir en distintos países europeos sin que esto presente algún tipo de dificultad. Crosslend utiliza internet como medio de operación, lo que impide que haya restricciones geográficas.

La solicitud de crédito Crosslend se puede hacer desde el sitio web de la compañía. Presione aquí para acceder a más información.

Los préstamos tienen un monto mínimo de €1.500 y un máximo de €30.000. Crosslend también ofrece plazos variables de devolución de capital. Se puede optar por devolver el préstamo en 6, 12, 24, 36, 48 o 60 meses.

Las tasas de interés también son variables y se determinan por el riesgo crediticio de cada solicitante. Para determinar este riesgo, Crosslend utiliza la información personal y financiera que se completa en la solicitud inicial. La tasa de interés puede variar entre el 4.5% y el 31.73%.

nota 04